Ni un día sin poesía

31 Mar

Estudiantina presencial del 4ºB y el 3ºD.

Como ya hemos comentado, este último trimestre estrenamos “Ni un día sin poesía”, la sección diaria por la que pasaréis todas y todos vosotros con vuestro poema. Recordad que empezamos el martes 12 de abril. El motivo de esta entrada es ofreceros una serie de consejos prácticos para recitar bien vuestro poema en clase:

1. Conoce tu poema.

Lo primero que debes hacer es leerte el poema una y otra vez y entenderlo bien. Es importante que sepas qué quiere trasmitir el autor o autora del poema al escribirlo, qué sentimientos quiere plasmar con sus palabras, qué emociones evoca… Recuerda que la lírica es un género literario eminentemente subjetivo y que se utiliza para la expresión de personal de sensaciones.

2. Apréndetelo.

Como tienes que recitar el poema ante toda la clase, es conveniente que te lo aprendas de memoria. No hay mayor secreto que simplemente leerlo una y otra vez hasta memorizarlo.

3. Ensaya

La práctica y el ensayo a la hora de recitar un poema son fundamentales. Entrena la lectura del mismo en casa, de pie, ante un espejo o utilizando a familiares y amigos/as como auditorio. Ellos te indicarán qué cosas puedes corregir y te dirán si les ha llegado el poema y lo han sentido (no es necesario que entiendan todo el contenido pero sí que lo escuchen bien, con voz firme y clara).

4. ¡Que no cunda el pánico!

Cuando llegue el momento de recitar tu poema, mantén la tranquilidad. Vocaliza bien y usa las manos para acompañar lo que quieres decir (¡Esto hará que tu recitado resulte mucho más creíble!)

5. Vuélcate en tu poema.

No olvides que un poema, al fin y al cabo, es arte, es sentimiento, y eso es lo que tienes que trasmitir. Créete lo que cuentas, vuélcate en lo que recitas. Si estás leyendo un poema triste tienes que lograr que la audiencia se entristezca escuchándolo; si estás recitando un poema alegre, tienes que conseguir que los demás se alegren escuchándolo. Nunca hagas un recitado monótono, emplea tonos de inflexión y todos los recursos paralingüísticos (cadencia, tono, volumen, inflexión de voz…) a tu alcance.

6. Usar las pausas.

Emplea las pausas en tu recitado, pueden ser muy efectivas para captar la atención del público y mantener cierta tensión a la hora de comunicar tu poema. Si quieres destacar algún verso en concreto, cállate antes de leerlo y mira fijamente a los ojos del auditorio. Seguro que estarán mucho más atentos y atentas a lo que dices.

7. No te olvides de las rimas.

Gran parte del encanto de un poema reside en sus rimas. Apréndetelas bien y pronúncialas con gracia para que su efecto sea mucho mayor. Habrá rimas en las que convendrá aumentar el ritmo de la lectura y habrá otras en las que resulte mejor ralentizarlo. Solo si conoces bien tu poema, sabrás sacar partido a sus rimas.

8. ¡Culturízate!

Si quieres es dominar la poesía, tienes que conocerla. Lee, investiga, culturízate. Averigua cuál es la diferencia entre una rima asonante y una consonante. Descubre qué es un soneto. Encuentra el sentido a los encabalgamientos. Escucha la cadencia de los paralelismos y las anáforas. Aprende a contar las sílabas de un verso. Te servirá de gran ayuda, sobre todo para escribir tus poemas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: