El punto y coma

2 Jul

Chavalería estudiantina.

Aunque suene evidente, el punto y coma sirve para indicar una pausa mayor que la coma y menor que el punto y seguido. Recordad que después de él ni cambiamos de línea ni ponemos mayúscula, como norma general. Tiene diversos usos que conviene conocer para utilizarlo de forma apropiada.

Se emplea para separar enumeraciones, normalmente formadas por proposiciones (no por palabras ni sintagmas) que ya incluyen comas. Ejemplos: Yo fui el último en saberlo; Rubén, mi cuñado, lo supo el primero; mi vecina, antes que mi hermana; y esta, antes que yo. Mi madre es tendera; la de Sandra, arquitecta; la de Antonio, cirujana.

Se usa para separar proposiciones yuxtapuestas, principalmente si ya incluyen comas. Ejemplo: Si esto sigue así, habría que llamar a la policía; no se puede permitir que te trate de esa manera.

Finalmente, algunos autores como Gómez Torrego defienden su empleo para separar períodos sintácticos completos, entre los que existe una estrecha vinculación de significado que establece diversas relaciones entre las proposiciones:

  • Relación de contraste. Ejemplo: En julio, estaré trabajando; en agosto, me iré de vacaciones.
  • Relación entre un todo y una de sus partes, o entre varias cosas y una de ellas. Ejemplo: El sistema digestivo se compone de muchas partes; la primera de ellas es la boca.
  • Relación de paralelismo. Ejemplo: Unos salieron el viernes; otros, el sábado.
  • Relación adversativa, concesiva o consecutiva, en este caso con conectores o enlaces como pero, mas, aunque, sin embargo, por tanto, por consiguiente… Y especialmente cuando las oraciones que encabezan tienen cierta longitud. Ejemplos: Ismael tuvo muy buenas notas; no obstante, estudió menos de lo que creemos. (Adversativa). Fue puesto en libertad; aunque no hizo méritos para ello. (Concesiva). Ha perdido el autobús de siempre; por lo tanto, llegará tarde. (Consecutiva)
  • Relación explicativa. Ejemplo: Cuando tengo mucho trabajo, me pongo nervioso; en otras palabras, me altero por cualquier cosa.

Conviene aclarar que en muchos de los casos vistos anteriormente se podría optar por separar los períodos con punto y seguido. La elección del punto y seguido o del punto y coma depende de la vinculación semántica que existe entre las oraciones o proposiciones. Si el vínculo es débil, se prefiere usar un punto y seguido;  mientras que, si es más sólido, es conveniente optar por el punto y coma.

Para más dudas y ejemplos sobre el uso del punto y coma, consulta este artículo del Diccionario panhispánico de dudas (2005) de la RAE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: