Estructura de palabras

3 Feb

Hola, estudiantes de CIDEAD y presenciales.

Una de las cuestiones más habituales en la materia de la asignatura es el análisis morfológico de una palabra, tanto de sus rasgos gramaticales como de los monemas que la constituyen y del proceso de formación de la misma.

Varios de vosotros y vosotras me habéis comentado que os resulta complicado hacer el ejercicio práctico que suele incluirse sobre este tema en los exámenes. En esta entrada trataré de proporcionaros una guía para realizarlo adecuadamente. Allá vamos

Para analizar morfológicamente de forma completa una palabra debes ofrecer tres tipos de información:

  • Decir su categoría gramatical (sustantivo, adjetivo y verbo suelen ser las tres más habituales a la hora de analizar palabras) y rasgos gramaticales (género, número, grado -en el caso de los adjetivos-, persona, tiempo, aspecto, modo y voz -en el caso de los verbos-…)
  • Indicar su proceso de formación (composición, derivación y parasíntesis son los tres más frecuentes).
  • Descomponer la palabra en monemas: aquí conviene tener en cuenta que la estructura más habitual de una palabra es la siguiente:
    Prefijo + Lexema + Sufijo 1 + Sufijo 2 + Desinencias (Verbales –si es un verbo– o de género (Masc/Fem) y número (Plural –el singular no tiene marca–)

El procedimiento aconsejable para analizar la estructura y constituyentes de una palabra es, por este orden:

  1. Localizar el lexema o raíz, que es la parte que coincide con otras palabras de su misma familia léxica. En el caso de la palabra “amarillentas” su raíz será “amarill-”.
  2. Buscar si tiene algún prefijo (componente delante del lexema). En el caso de “amarillentas” no lo hay.
  3. A continuación resulta recomendable irnos al final de la palabra para tratar de separar las desinencias. En el caso de “amarillentas” hay dos “-a-” (desinencia o morfema flexivo de género femenino, pues puede decirse “amarillento”) y “-s.” (desinencia o morfema flexivo de número plural)
  4. Finalmente tendremos aislados el/los sufijos. Ahora deberemos distinguir si hay uno, dos o más sufijos, para ello conviene comprobar si pueden formar palabras por sí mismos. En el caso de “amarillentas” solo habría un sufijo, que sería “-ent-”. En otras palabras no ocurre así, por ejemplo en “nutricional” hay dos sufijos “-icion-” y “-al.”

Finalmente, os pongo a continuación un enlace a un ejercicio de descomposición de palabras

En los próximos días trataré de colgar las soluciones para que podáis consultarla y compararla con vuestros respuestas.

Un saludo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: