TODO TULA

21 Ene

Miguel de Unamuno (1864-1936)

Estudiantina de 4º de la ESO.

La primera lectura obligatoria de esta evaluación es “La tía Tula”, novela de Miguel de Unamuno que fue publicada en 1921, culminando así una redacción que le llevó casi veinte años de trabajo al autor. Estamos ante una novela corta (nivola, como prefería llamar el autor a sus obras) que cuenta un argumento sencillo; en palabras del propio Unamuno, estamos ante «la historia de una joven que, rechazando novios, se queda soltera para cuidar a unos sobrinos, hijos de una hermana que se le muere. Vive con el cuñado, a quien rechaza para marido, pues no quiere manchar con el débito conyugal el recinto en que respiran aire de castidad sus hijos. Satisfecho el instinto de maternidad, ¿para qué perder su virginidad? Es virgen madre». Pero sobre este argumento teje Unamuno una obra cargada de sentidos plurales: Tula, la protagonista, que encarna la concepción tradicional de la familia y de la mujer y que es, a al vez, víctima de ella, ejemplifica la figura del “agonista” unamuniano dividido en mil contradicciones.

Portada de la edición original (1920)

Así esta obra presenta una potente carga reflexiva protagonizada por el personaje de Tula, una tía soltera que se debate entre su deseo de maternidad y la aversión hacia el amor carnal en particular y hacia el hombre (al que considera bruto, zángano y primitivo) en general. Todo ello lo afronta nuestra protagonista con voluntad de hierro, rasgo acorde con su conducta católica donde el alma significa pureza y el cuerpo pecado. Cuando muere su hermana, se hace cargo de su cuñado y de los sobrinos que se van uniendo a la familia, a los que siempre llamará hijos. Renuncia a tener una vida propia, pero se adueña de los destinos de los otros, manteniendo la unidad familiar por encima de todo, gracias a su severo y firme temperamento.

 Otros temas secundarios de la novela son:

– Las referencias temáticas a una religión de meras apariencias,

– Los matrimonios pactados cuyo fin principal es la procreación, o para salvar honores mancillados,

– Una sexualidad complicada y confusa, reprimida en el caso de la mujer: por eso Tula está atrapada en sus sentimientos hacia Ramiro; ante la posibilidad de manchar su inmaculada maternidad virginal.

– La obsesión por trascender la muerte, por auto-canonizarse y convertirse en una santa a los ojos de los demás.

– El eterno conflicto entre la religión y el sexo; la sexualidad, éste último es un subtema que recorre toda la espina dorsal de la novela y Unamuno lo trata con cierta liberalidad para la época.

Cartel de la película (1964)

Resultan llamativas (y muy humanas), las contradicciones en el carácter y la personalidad de Gertrudis y observar como el resto de personajes se encuentran eclipsado por la protagonista y apenas experimentan alguna evolución significativa durante la narración.

Es interesante destacar que existe una magnífica película del mismo título dirigida por Miguel Picazo y protagonizada por Aurora Bautista y Carlos Estrada que fue estrenada en 1964. El film fue perseguido por la censura (que cortó diversas escenas, como puedes comprobar AQUÍ), pero el objetivo de traer la obra a la época del franquismo y retratar la represión católica hacia la mujer en estos años se consiguió plenamente gracias a algunas modificaciones y licencias en el final de la obra y a eliminar algunos hechos del argumento de la novela.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: