Redacción-Txt argumentativo “Menores y delincuencia”

24 Jul

Buenas, estudiantina.

Una de las características que define el lenguaje jurídico es, en demasiadas ocasiones, su carácter farragoso, marcado por el uso de fórmulas fijas y un buen número de arcaísmos y tecnicismos del mundo del Derecho. Pero no todos los textos legales son latosos e incomprensibles.

Desde luego no en el caso de Emilio Calatayud (Ciudad Real, 1955),  juez de menores de Granada desde 1987, es conocido por sus sentencias ejemplares. Como veréis en el vídeo que hay al final de esta entrada, este magistrado habla de forma llana y clara sobre leyes, padres e hijos, de artículos del Código Civil, derechos (y deberes) del menor, sobre cómo ha ido evolucionando la educación… En su juventud, Calatayud fue un chico problemático que más de una vez la línea de la legalidad, quizá por ello sabe mejor que nadie cómo redimir al delincuente. Su fórmula es la menos habitual, pero ha resultado ser la más efectiva: los delitos se pagan sirviendo a la sociedad y recibiendo educación (aprendiendo a leer, culminando la Secundaria…). Sus sentencias ejemplares han bajado la delincuencia en Granada e incluso desde los centros de internamiento, muchos jóvenes le piden por carta que interceda en sus casos y les ayude. Algunos ejemplos de estas resoluciones judiciales basadas más en la educación que en el castigo son:

  • Impartir 1000 horas de clases de informática a estudiantes a un joven que había “crackeado” varias empresas granadinas provocando daños por 2000 €.
  • Realizar 100 horas de servicio a la comunidad patrullando junto a un policía local por haber conducido temerariamente y sin licencia.
  • Pasar 50 horas dibujando un cómic de 15 páginas, en el que cuenta la causa por la que le condenaban.
  • Visitar varias veces la planta de traumatología del hospital de Granada por conducir un ciclomotor sin seguro de circulación.
  • Para un joven que circulaba borracho, visitar durante un día entero a parapléjicos, hablar con ellos y sus familias para elaborar más tarde una redacción.
  • Trabajar con los bomberos por haber quemado papeleras.
  • Trabajar en un centro de rehabilitación por haber acosado de una anciana.
  • Trabajar 200 horas en una tienda de juguetes por haber robado ropa.

Por todo ello, aquí os dejo esta Lección magistral de Emilio Calatayud. Escuchad con atención al señor juez y escribid un texto argumentativo basándoos en lo que dice y en lo que piensa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: