McroRLTs-2 …caminos

12 Oct

Hola muchachada,

aquí añado los dos cuentos más destacados con la frase final que propusimos “…allá donde se pierden los caminos”. En general, el nivel ha sido más bajo que en el ejercicio anterior pero estos dos trabajos son muy interesantes. Enhorabuena a los premiad@s.

ESPERANZA

En un lugar desconocido, se hallaba una mujer solitaria, parecía muy triste, desconsolada, un ser al que tal vez la vida no le había tratado lo suficientemente bien como para merecer la felicidad.

Un día se levantó con esperanzas de que éste fuera a ser maravilloso, que pasaría algo inolvidable para ella, que cambiaría su vida llena de tristezas y amarguras, por días llenos de felicidad y completa dicha. Salió de su casa muy temprano y con pasos decididos cogíó por el primer camino que encontró, sin rumbo fijo, esperando encontrar lo que tanto anhelaba, más allá del infinito, allá donde se pierden los caminos.

Vanessa Torres G.

ESENCIA

Un viento frío acaricia La Llanura, llevándose consigo las últimas notas de la canción. El bardo se estremece. Una cuerda sigue vibrando. Quiere acallarla con un dedo pero se detiene. Escucha como el sonido se consume lentamente.

No hay nadie más en La Llanura. El bardo está solo. Alza la vista y susurra:

– ¿Qué te ha parecido?

– Mejor que la última vez.

– Sí, pero no es perfecto.

Al bardo solitario no le sorprende escuchar esa voz. Le acompaña desde que escribió la primera nota de su canción.

– Es posible que pueda ayudarte. Hay una historia sobre…

– No quiero historias -interrumpe el bardo- La perfección de mi obra no está en la historia que cuenta. Está en la esencia que transmite, esencia que no soy capaz de encontrar -baja la mirada, sus ojos están llenos de tristeza- ¿Sabes, druida? Creía que aquí, en este lugar tan apartado podría dar el toque maestro a mi pieza, pero resulta ser un sitio tan vulgar como otro cualquiera. No puedo recoger su esencia, su perfección, porque no la tiene. No es digno de ella.

– Existe un paraje solitario, parecido a esta llanura. Tal vez deberías intentarlo una vez más, allí.

– ¿Dónde?

– Está cerca y a la vez lejos. No puedo ayudarte más. Debes comprender.

La primera estrella aparece en el cielo grisáceo. Una idea se hace hueco entre los pensamientos del bardo. Cree empezar a comprender. Tiempo atrás, el druida le había dicho que su corazón era como La Llanura: grande pero inhóspito. Semejanza. Su corazón es un paraje solitario.

El bardo se sorprende al oír una voz relajada y complacida, la voz del druida, la misma que la suya.

– Eso es. Busca la esencia en lo más profundo de tu ser. En ese paraje de tu corazón, allí donde se pierden los caminos.

Adrián Mencu

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: